En este proyecto, Raquel Victoria busca investigar la teoría del error del sistema hablando de su propio error: una cardiopatía congénita denominada transposición de grandes vasos. Raquel sitúa su condición como su propio error en el sistema social que hemos construido. Una reflexión reflejada en una pieza performática audiovisual donde la artista manipula el sonido en directo de su propio corazón a través de teclados y un theremín. La performance va a acompañada por una pieza visual de su corazón en 3D manipulado de tal forma que vaya sincronizado con el sonido.
Back to Top